Opiniones Groupalia: “Disfrutamos de una gran cena en La Llar de Moncho”

22/08/2013 por Opiniones Groupalia
| 2 comentarios

Opinion GroupaliaTras nuestra última buena experiencia con un cupón de Groupalia, decidimos probar en otro restaurante, La Llar de Moncho. Reservamos vía telefónica con ellos una semana antes, sin ningún problema y ya con una gran atención. Una vez que llegamos, lo que más nos sorprendió y gustó fue el lugar en el que estaba el restaurante, ¡en primera línea de mar! ¡Increíble! Nos sentamos, pedimos los refrescos y una señorita nos atendió, con mucha simpatía y una gran sonrisa.

Para compartir nos pusieron una ensalada con queso, vinagre de módena y bacon (estaba deliciosa); en segundo lugar, una cazuela de pollo salteada con queso y pimienta, un plato innovador con un delicioso saborcito a mostaza; 6 gambones grandes y sabrosos con champiñones que se notaba que eran frescos del día, y, para finalizar, una sartén con patatas Moncho (patatas revueltas con huevo y chorizo, ¡buenísimas!)

Ya estábamos hinchados con las tapas, pero la camarera nos recordó que aún debíamos escoger una pizza o fogasa, y nos pusimos las manos en la cabeza ;-)
Leer más…

Experiencias Groupalia: “Con tantas facilidades, hemos decidido repetir este año”

24/04/2013 por Opiniones Groupalia
| 0 comentarios

El año pasado por estas fechas, mi chico y yo nos cogimos una semanita de vacaciones para hacer un tour. Cogimos todos los alojamientos de esta escapada ( en Zaragoza y en Logroño) a través de la web de Groupalia. ¡Y nos encantaron! Buena comida y personal encantador en los dos.

En Logroño nos alojamos en el Hotel Rey Sancho con visita a la bodega de David Moreno. ¡¡Y nos regalaron una botellina de vino al llegar!! Este hotel está en un pueblo junto a Logroño, que se llama Navarrete y es precioso.
Leer más…

Cepillos iónicos: opiniones a favor y en contra

26/03/2013 por Roser Ferrer
| 1 comentario

melena cepillo ionicoLos cepillos íónicos son uno de los productos de belleza más novedosos para el pelo. Últimamente quien más quien menos ha oído hablar de ellos, y claro, hay opiniones para todos los gustos: ¿funcionan? ¿No funcionan? ¿Son para pelo liso o rizado? ¿Estropean el pelo? ¡La polémica está servida! Pero empecemos por el principio…

¿Qué son los cepillos iónicos?

Los cepillos iónicos son cepillos eléctricos que funcionan con a tecnología de inyección de iones (IONTEC o IONIC, depende de cada marca). Básicamente consiste en la emisión de iones negativos para reducir el encrespamiento eliminando la electricidad estática, aumentar el brillo y suavizar el pelo.

Hay muchas marcas que lo comercializan, pero las principales son BabylissBraunRemington y Taurus. Funcionan con pilas, y para usarlo sólo es necesario darle al botón, pero eso sí hay que tener el pelo bien seco y desenredado, pues su función no es desenredar, sino prevenir los enredos.

Ventajas de los cepillos iónicos

Las cedras de los cepillos iónicos están diseñadas para evitar que se rompa el pelo y no perjudicar la cutícula del pelo. Es facílisimo de usar, sólo hay que darle al botón de “on” y peinarse.

Realmente reduce el encrespamiento y los enredos y el pelo queda más liso, pero no planchado. El efecto que se consigue es el prometido, más movimiento, más brillo y un pelo más sedoso.

Es especialmente efectivo para melenas largas y más bien lisas, y el pelo poco dañado o seco se ve muy beneficiados por su uso, especialmente en cuanto al aspecto.

Inconvenientes y opiniones en contra

Los cepillos iónicos son bastante controvertidos. Ésto se debe principalmente a la mala interpretación de ellos que se hace. No son sustitutos del secador de pelo ni de la plancha. Tampoco sirven para restaurar el cabello, sino que es una mejoría instantánea, pero también momentánea, puesto que el efecto sólo dura unas horas.

El cepillo no sirve para los pelos rizados ni para pelos muy finos. Con su uso la melena tiene menos volumen pero se engrasa con más rapidez. Los pelos muy dañados no se ven tan beneficiados por sus efectos, puesto que el pelo ha perdido su estructura original.

Otro inconveniente es que funcionan a pilas. En pleno siglo XXI, ¿a nadie se le ha ocurrido hacer uno con batería recargable?

Y tú, ¿los has probado? ¿Qué opinión te merecen?