Guía turística de Budapest: 8 lugares que hay que visitar

septiembre 5, 2013 por Raquel Molinero
| 0 comentarios

Bastión de los pescadores por Benn en Flickr

Budapest, la capital de Hungría, es una preciosa ciudad a orillas del Danubio. Con una población de unos 2 millones de habitantes, se la considera la ciudad de los balnearios y se dice que es uno de los lugares con más pozos de aguas medicinales y termales del mundo. Es un lugar perfecto para desconectar y disfrutar del exquisito art nouveau que impregna la ciudad.

8 sitios imprescindibles para ver


Leer más…

El alma de Londres, una guía alternativa de la ciudad

agosto 26, 2013 por Livy Vargas
| 1 comentario

Lo mío con Londres no fue amor a primera vista. Cuando llegué, allá por 2006, me costó acostumbrarme a sus calles grises. Pero poco a poco me enamoré de su multiculturalidad, del verde de sus parques y de la heterogénea arquitectura que va desde preciosas edificaciones victorianas hasta increíbles edificios futuristas.
Como cualquier recién llegado, dediqué el primer mes a conocer la parte más turística de Londres. Si desempolvo algunos recuerdos, me vienen a la mente imágenes con mis amigos posando junto a los leones de Trafalgar Square o en una típica cabina roja de teléfono fingiendo hacer una llamada. Recuerdo ir a Picadilly a ver las pantallas iluminadas por la noche, buscar al guardia más feliz de Buckingham Palace para hacerme una foto con él o descubrir que, en realidad, el Tower Bridge y el Big Ben son más pequeños de lo que parece.

Convent Garden por Neil Howard

Pero cuando pasas bastante tiempo en Londres, llega un momento en el que ya eres un londinense más. Te descubres a ti mismo tomando té negro con un chorrito de leche, hablando del tiempo a todas horas y diciendo sorry educadamente hasta al perro del vecino. En ese momento, cuando me sentía una auténtica londonier, fue cuando conocí la parte con más alma de Londres, la menos turística, la más auténtica. De ella, os quiero mostrar mis 5 sitios preferidos.

Mis 5 sitios favoritos de Londres

1. Waxy O’Connor’s Pub

En el Reino Unido e Irlanda el pub local es una parada obligatoria. Tomar una pinta (o muchas) mientras ves un partido de fútbol o simplemente por socializar, es parte de la cultura y los londinenses no son una excepción. Uno de los más recomendables es el Waxy O’Connor’s, un pub Irlandés en el centro de Londres, en el que llama la atención un árbol que tienen en su interior. Este árbol estuvo plantado en Irlanda durante 250 años, pero cuando murió en 1994 lo trasladaron a Londres. Además de ser un local muy curioso, el ambiente y la música son excelentes. ¡Merece la pena visitarlo y beber una pinta!

2. Primrose Hill

Una de mis rutas favoritas para el fin de semana es la que me llevaba hasta Primrose Hill. Primero, comía por no mucho más de 1 libra en el a veces gótico y a veces hippie barrio de Candem Town. Más tarde, un tranquilo paseo por Regent’s Canal hasta llegar al que es el punto más alto de Londres, Primrose Hill. Desde allí tienes una vista de la ciudad de 360º y es perfecto para hacer picnics, caminar o simplemente leer un libro en un lugar mágico a escasos metros del caos de la ciudad.

Primrose Hill por Ann Wuyts

3. South Bank Book Fair y BFI Southbank Café

South Bank Book Fair por Garret Coakley

Todavía hoy, cada vez que visito Londres, me encanta recorrer los puentes que conectan el norte y el sur de la ciudad. Tras caminar por la orilla del Támesis, hago una parada en la feria de libros de segunda mano que hay bajo el puente de Waterloo. Es fantástico ya que puedes encontrar libros de todo tipo al aire libre y a precios muy razonables. No puedes dejar de dar una vuelta y hurgar entre historias escondidas en tapas duras y hojas amarillentas, para luego tomarte un latté en el BFI Southbank Café .

4. Clapham

Clapham es un barrio muy especial, lleno de pubs, cafés y, sobre todo, de una maravillosa vida nocturna. Lo mejor es que si tienes ganas de irte de marcha, en Clapham High Street tienes locales de todos los ambientes imaginables y puedes pasar del Indie Rock a suaves ritmos latinos en pocos pasos.

5. Covent Garden Market

En pleno corazón de Londres tenemos Convent Garden, un barrio conocido por sus tiendas especializadas y por la cantidad de actos culturales que salen a tu paso en cada rincón. Si Londres es famosa por ser una de las ciudades europeas más importantes en cuanto a escaparatismo, seguramente sea gracias a Covent Garden. Desde una maravillosa tienda de jabones a un comercio especializado en guantes con una delicada exposición en vitrina, estos establecimientos producen en los visitantes la misma admiración que una obra de arte.

 

Y tú, ¿conoces Londres? ¿Cuál es tu rincón favorito de la ciudad?

¿Qué ver en Islandia? Guía de viaje y consejos para aventureros

julio 23, 2013 por César Solaz
| 1 comentario

Con una población de tan sólo 350.000 habitantes para una extensión equivalente al 30% de España, Islandia es sin duda uno de los países más singulares y espectaculares de Europa. Situada muy cerca del círculo polar ártico, a medio camino entre Europa y América y en una latitud por encima de lo que consideramos como la Europa del norte, este país escandinavo ofrece entornos prácticamente vírgenes a tan sólo 4 horas en avión desde España.Islandia Carretera

Islandia: naturaleza sobrecogedora

Géiseres, volcanes, tundras, agua, lagos, baños termales o glaciares son algunas de las atracciones que pueden admirarse. La mejor época para acceder a todas estas maravillas es, sin duda, el verano, aunque el invierno, con sus largas noches y las espectaculares auroras boreales también puede encandilar a los más aventureros.

Con una temperatura que no pasa de los 16ºC  y una media que no llega a los 10ºC, el clima definitivamente marca unas vacaciones en Islandia. Como ellos mismos suelen decir, “si no te gusta el tiempo en Islandia, espera 5 minutos”, y no exageran: en un mismo día puedes pasar del forro polar y el chubasquero a la camiseta en cuestión de 2 horas.

Glaciar Islandia

Otro de los elementos característicos de la época estival es la ausencia de noche. El sol se pone cerca de la medianoche y sale hacia las 2 de la madrugada, pero la luz jamás desaparece. Durante las horas de “noche” la luz es equivalente a la que tendríamos en la península sobre las 6 de la madrugada. Esta característica, unida al hecho que las casas y hoteles islandeses tiene siempre unas ventanas muy generosas y carecen casi siempre de ventanas o cortinas, hace muy recomendable hacerse con un buen antifaz para dormir, especialmente si te cuesta conciliar el sueño.

¿Qué ver en Islandia?

Geiser IslandiaPero más allá de las particularidades climáticas y lumínicas, ¿qué ver en Islandia? Dependerá mucho del número de días que dure el viaje. Lo más recomendable es ir como mínimo 10 días, ya que eso permitirá recorrer toda la isla e incluso perderse en los fiordos occidentales, una remota y extraña zona en el noroeste de la isla, pero con 5 puede recorrerse el Golden Circle, una ruta ya famosa en el siglo XIX y que permite ver algunas de las atracciones más conocidas sin alejarse excesivamente de la capital.

Islandia dispone de una carretera principal, la número 1, que rodea la isla y que permite acceder fácilmente a las atracciones más comunes. Para los que no quieran aventurarse con un 4×4 en las zonas más remotas (circulando por la F-roads de grava), es suficiente, aunque a poco que se disponga de presupuesto adicional, un todo terreno permite llegar a lugares realmente espectaculares.

  • Gullfoss y Geysir – es la catarata más conocida de Islandia y una de las más espectaculares; situada a unos 80 Km de Reykjavik es de fácil acceso. A unos 30 Km de Gullfoss se ubica Geysir, una pequeña localidad cuyo nombre ha bautizado uno de los fenómenos geológicos más espectaculares: los géiseres. Evidentemente allí pueden verse en vivo y en directo.
  • Skaftafell – es el mayor parque nacional de Islandia y uno de los mayores de Europa. Situado en el suroeste de la isla su principal característica es que se trata de un gigantesco volcán (aún activo) cuyo cráter está lleno de nieve y hielo que rebosa en varios puntos dando origen a espectaculares glaciares.
  • Pajaro en IslandiaMývatn – es un gran lago de origen volcánico situado en el noreste de la isla. Está a unos 900 Km de la capital en coche, aunque puede accederse en avión. La región es una de las de mayor actividad geológica y geotérmica de la isla y del mundo ya que precisamente por esa zona cruza la dorsal atlántica, falla creada por la separación (a razón de 2 cm por año) de las placas tectónicas sobre las que se asienta la Europa continental y América. Al estar el magma a unos escasos ciento de metros de la superficie y abundar el agua, los fenómenos geodésicos y geotermales son abundantes.
  • Fiordos Occidentales –ubicados en una península unida a la isla por una franja de tierra de tan sólo 7 Km de largo, en esta despoblada región (7.500 habitantes censados para una extensión equivalente a Cataluña) pueden admirarse espectaculares fiordos que alojan alguna de las zonas de nidificación más importantes del mundo, como es el caso de Örlygsharhaf, un acantilado de 14 Km de longitud y 400m de altura que alberga más de 1 millón de pájaros de distintas especies.Paisaje de Islandia

6 consejos para un viaje perfecto

  1. La ropa – Si vas en verano, lo ideal es meter en la maleta aquello que nos pondríamos en noviembre en España, pero que sea cómodo y ligero. Fundamental un impermeable y muy recomendable unos pantalones que repelan el agua ya que el viento hace que la lluvia caiga prácticamente horizontal en muchos lugares. Unas buenas botas con Gore-Tex también son muy recomendables.
  2. Alojamiento – Islandia es un país caro y el alojamiento, especialmente en temporada alta (del 1 julio al 31 de agosto) lo es aún más. Las guest houses, que abundan hasta en los lugares más remotos son una buena opción.
  3. El vuelo – desde España son unas cuatro horas de vuelos. Vueling inauguró vuelos directos desde Barcelona en primavera; Icelandair y WOW Air, ambas islandesas, también tienen conexiones directas con diversas ciudades españolas, pero a un coste significativamente superior a la española. Como siempre, hay que invertir algo de tiempo para encontrar la mejor opción.Screenshot_2013-07-22-10-29-14
  4. GPSimprescindible; todo está muy bien indicado, pero debido a la poca población es difícil pararse a preguntar.
  5. Combustible – en la carretera 1 no es complicado encontrar combustible cada 50-100 Km, pero en las zonas más remotas la cosa puede complicarse. Muy recomendable llenar el tanque siempre que llegue a la mitad. Un GPS con gasolineras en los PDI (puntos de interés) es esencial.
  6. 112 Iceland– es una aplicación disponible para Android y iPhone de forma gratuita y que envía un SMS con tu posición GPS al servicio de emergencias islandés. Sobre todo para los que tengan pensado adentrarse en zonas remotas, es muy recomendable para asegurar un rescate rápido y seguro. La mayoría de los islandeses la tienen instalada y el servicio nacional de rescates goza de gran prestigio por su rapidez de respuesta, así que, junto al GPS, otro esencial para dar seguridad a estas vacaciones de aventura.

Links de interés

Paisajes de “Oscar”: 6 lugares inolvidables del cine de Hollywood

febrero 22, 2013 por Maria Mora Agrelo
| 0 comentarios

En la madrugada del próximo 24 de febrero, se entregan las famosas estatuillas que reconocen los mejores trabajos cinematográficos del último año. Sí, estamos hablando de los Oscars.

Aprovechando la ocasión, en Groupalia hemos querido recordar películas que sí por algo han dejado huella, ha sido por sus magníficos paisajes. ¿Nunca te has preguntado mientras veías alguna escena, dónde habrá sido rodada? ¿Existirá ese lugar? Y es que el séptimo arte ha mostrado a través de la gran pantalla lugares increíbles, paisajes de ensueño que, aunque no nos lo podamos creer, están quizá más cerca de lo que pensamos.

Por eso, hoy te presentamos 6 paisajes de Oscar que han quedado en nuestras retinas grabados para siempre.

Mamma Mía (Grecia)

Seguro que mientras veías esta pintoresca comedia musical de Meryl Streep y Pierce Brosnan no podías evitar fijarte en la belleza y la luz de las playas, el azul del mar y la blancura de sus casas.

¿Y la escena de la boda en la capilla?, ¿dónde estará? Seguro que muchos de vosotros pensasteis en encontrar ese lugar. Pues bien, hay una pequeña isla griega que es la responsable de tener los paisajes más verdes de Grecia, la isla de Skópelos. Este lugar dominado por densos bosques de pinares y paisajes llenos de preciosos valles así como de playas de agua turquesa fue el lugar elegido para hacer un homenaje a Abba, a la americana.

Mamma Mia Skopelos por Christophandre

Mamma Mia Skopelos por Christophandre

El Señor de los Anillos (Nueva Zelanda)

Es bien sabido que Nueva Zelanda fue el destino favorito para rodar la trilogía de El Señor de los Anillos pero más concretamente la pequeña aldea de Matamata fue la elegida como escenario por la belleza de sus colinas de color verde intenso donde pastan los animales, imagen que transmite una pacífica tranquilidad.
La Comarca o Hobbiton, el conjunto creado por Peter Jackson para la trilogía es una granja cercana a Matamata que el gobierno de Nueva Zelanda decidió conservar tal cual se había construido para las películas como atracción turística, dado que fueron diseñados para que combinasen a la perfección con el entorno.
¿Te gustaría viajar a la Tierra Media? Sus impresionantes paisajes te esperan en Nueva Zelanda.

Matamata (Hobbiton) por suesviews

Matamata (Hobbiton) por suesviews

Memorias de África (Kenia)

Los paisajes de esta mítica película de Hollywood ya son un clásico. Muchas son las agencias de viajes que ofrecen tours por Kenia y Tanzania para que los viajeros puedan visitar la Casa museo de Karen Blixen en Nairobi, en su versión original y comprobar la belleza de los paisajes del continente africano realizando uno de los safaris por las tierras que un día fueron grabadas por Sydney Pollack.

Siete años en el Tíbet (Argentina)

Los bellos paisajes que recorrió Brad Pitt en su papel de Heinrich Harrer, el famoso escalador austriaco, nada tienen que ver con el auténtico Tíbet, ni siquiera con Asia.

Malargüe, en la provincia de Mendoza, fue el lugar elegido para el rodaje de esta película. De hecho los animales que aparecen en la película en las montañas fueron llevados expresamente para esta producción con la intención de simular la fauna del Tíbet y dar más realismo a la película.

Robin Hood (Carcassonne, Francia)

El intrépido y valiente ladrón de los bosques de Nottingham (Inglaterra), que robaba a ricos para dárselo a los pobres, caminó por dentro de la ciudadela amurallada de Carcassone en Francia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.
Todo visitante de esta original villa del Sur de Francia se queda maravillado por el paisaje y la belleza arquitectónica del complejo situado entre los muros del castillo.

Carcassone por Gustavo Marin

Carcassone por Gustavo Marin

Apocalysis Now (Filipinas)

El sonido de un helicóptero sobrevolando cercano mientras suena la mítica canción The End de The Doors… así comienza este clásico del cine bélico de Hollywood. La imagen es bien clara, un paisaje verde con palmeras junto a un río.

El municipio de Pagsanjan en Filipinas fue el lugar elegido para rodar muchas escenas donde se podían ver paisajes exuberantes de cascadas y lagunas.

 

Paisajes, lugares e imágenes que quedan para el recuerdo y como estas, muchas más que en algún momento de nuestras vidas hemos prometido visitar.

Y a ti, ¿qué lugar de película te gustaría visitar?

Guía de viaje: 6 días de ruta por Sicilia

julio 4, 2012 por Mario Garcia
| 1 comentario

Teatro Massimo Bellini por Leandro Neumann

Teatro Massimo Bellini por Leandro Neumann

Naninoooninooo ninoniniiii ♪… Hay que ver lo difícil que es tararear con el teclado, pero has descubierto la canción, ¿verdad?, ¡claro!, es la banda sonora de El Padrino y este será el primer y único tópico que tendrá cabida en este paseo por la mágica Sicilia.

Porque la Banda Sonora Original de esta tierra la pone el paso del tiempo, la mezcla de culturas, la evolución de una lengua al margen de la Península, de la bota, porque Sicilia vive al margen del tiempo. Quizás no antes, pero si al margen. Una tierra curtida por el paso de civilizaciones que no conjuga los verbos en futuro, porque el futuro en Sicilia es tan incierto como en el resto del planeta pero allí son conscientes de ello. Viven el día a día y día a día hay que vivir esta ruta por la Isla de Sicilia:

Día 1: Palermo

Aterrizas junto al mar en el Aeroporto Internazionale Falcone e Borsellino, el avión acaricia las olas, pero no temas, la aventura de lo inesperado sólo acaba de empezar porque cuando pongas el primer pie en Palermo descubrirás una nueva forma de ver la vida.

Reina el desconcierto en la tierra que un día fue española, y quizás sea esa mezcla de español e italiano la que le da ese toque, y es ese propio desconcierto el que comienza a enamorarte, a atraparte. La historia se esconde detrás de paredes castigadas por los años y las guerras, la Catedral o el Palacio Real o dei Normandi, una maravilla bizantina que es la hermana pequeña del conjunto que habita en Monreale, más de 6000 m2 de mosaico bizantino.

La ciudad es toda una lección de arte, historia y paisajes, ponte la máscara en el Teatro Massimo o en el Politeama, del Foro Itálico a la playa de Mondello, de la trinacria de su bandera a la musicalidad de sus acentos.

La montaña de Monte Peregrino se funde con el mar, 600 metros de altura que permiten ver la ciudad desde arriba, un monte donde reside Santa Rosalía, la patrona de la capital siciliana, que salvó a la ciudad cuando la necesitó.

Agrigento por Nick Leonard

Agrigento por Nick Leonard

Como necesitarás comer y Palermo es el sitio ideal: los mercados parecen no cerrar nunca, de Ballaró a la Vucciria, la comida sale a la calle en busca de comprador; y si no quieres comer bajo techo, la comida ambulante está a la orden del día.

Día 2: Erice y Segesta

Porque los fenicios, árabes y griegos no sólo pasaron por Palermo si no por toda la Isla, en Erice encontrarás un pueblo de piedra encima de la montaña, calles normandas, casas árabes, una ciudad maravillosa a la que podrás llegar en funicular.

En Segesta creerás estar en Grecia porque un templo espectacular toma las tardes de sol siciliano intacto desde hace siglos.

Día 3: Agrigento

Y si Segesta te recuerda a Grecia, ya Agrigento conseguirá teletransportarte: un camino de tierra y olivos en el que parecen que los templos cayeron del cielo para tu disfrute. Siguiendo este camino por la costa descubrirás Scala dei Turchi, unas playas de ensueño de color blanco, donde no queda claro si la luz del sol viene de arriba o sale de la tierra.

Día 4: Noto y Siracusa

Muchas de las ciudades de Sicilia parecen platós creados para que el séptimo arte tenga un domicilio. Como las calles de Noto que te hacen viajar por el tiempo hasta llegar a Siracusa, donde los teatros romano y griego te reciben convertido en el actor de un viaje fetén.

Día 5: Catania, el Etna y Taormina

No te pierdas la catedral de Catania y sus calles, que contrastan con otras zonas de la isla. Acércate al Etna para disfrutar de la experiencia de visitar un volcán en activo, nevado y caliente en invierno. Y en Taormina, ciudad de origen de artistas milenarios y de paso de muchos del siglo XX, disfruta de un teatro con el mar de telón de fondo y unas calles que podrían estar en un museo.

Cefalú por Miguel Virkkunen

Cefalú por Miguel Virkkunen

Día 6: Cefalú y las Islas Eólias

Cefalú mira al mar, los colores de sus casas brillan al son de las olas y su catedral normanda esconde maravillas pese a su apariencia de fortaleza. Pasea y huele el mar desde su rompeolas, ¡no te arrepentirás! Y si te acercas a las Islas Eólias,  te llevarán de inmediato a esas postales de las agencias de viaje pero sin trucos de ordenador, como el agua como nunca se vio en otro lugar vigilada por el humeante Stromboli.

 

Si después de leer todo esto quieres ir a Sicilia pero eres de los que piensan que  volar es cosa de pájaros no pasa nada porque puedes entrar y salir de la isla en tren. Sí, has leído bien, la magia siciliana hace que el tren se suba a un barco para cruzar el Estrecho de Mesina, pudiendo subir a la cubierta y ver como te alejas de una costa y te acercas a otra

¡Ah!, se me olvidaba, para cerrar con el mismo tópico, puedes visitar Corleone, colocarte una naranja en la boca y correr por la campiña como don Vito. ♫ Naninoooninooo ninoniniiii ♪,