Halloween está a la vuelta de la esquina. ¿Te han invitado a una fiesta y aún no tienes disfraz? ¿Quieres organizar el fiestón de Halloween definitivo pero no sabes qué ponerte? En Groupalia nos hemos propuesto ponértelo fácil y solucionarte los posibles quebraderos de cabeza que te puede ocasionar la búsqueda del mejor estilismo para la noche de brujas. Y, como no hay nada más espeluznante que las películas de miedo, todos ellos están inspirados en los éxitos más sonados y terroríficos del séptimo arte.

FREDDY KRUEGER, Pesadilla en Elm Street.
Uno de los psicópatas cinematográficos por excelencia. Disfrazarse del “hombre de nuestros sueños” es mucho más fácil de lo que parece: un jersey a rayas rojas y verdes (o negras), unos pantalones oscuros raídos, unas botas, un gorro tipo borsalino y un guante al que con cinta adhesiva le has pegado unos cuchillos de plástico pintados de gris o plateado. Si eres una chica y quieres darle un toque sexy al disfraz, siempre puedes sustituir los pantalones por una falda plisada oscura y unas medias raídas. Respecto al maquillaje, SSweetcriss te enseña en YouTube cómo hacerlo de forma mucho más fácil de lo que te crees.

Disfraz de Freddy Krueger
JASON VOORHEES. Viernes 13.
Si deseas transformarte en el asesino más conocido del campamento Crystal Lake, tan solo deberás ponerte un mono de trabajo (obrero, mecánico, jardinero, etc.), calzado de montaña, una máscara de hockey (de venta en cualquier tienda de “Todo a 1 euro”) y un machete de plástico. Además, el disfraz de Jason es muy agradecido, porque si prefieres La Noche de Halloween a Viernes 13 y quieres disfrazarte de Michael Myers, sólo tendrás que cambiar la máscara de hockey por una máscara blanca impersonal y cresparte un poco el pelo para transformarte en el asesino de babysitters más famoso del celuloide. ¿El toque sexy? Bájate un poco la cremallera del mono y ponte un sujetador push up.

Disfraz de Jason o Michael
GHOSTFACE, Scream.
Puede que este sea el disfraz más fácil y socorrido de los últimos tiempos. Para disfrazarte del asesino de Scream sólo necesitas una túnica negra con capucha, una cuerda o cinturón para ajustarse la túnica a la cintura, un cuchillo de plástico y una careta de Cara de Fantasma. El calzado es totalmente libre ya que, entre que debajo de la túnica no se va a notar y los múltiples asesinos que han existido a lo largo de las cuatro películas de la saga, podrás ponerte desde deportivas, a zapatos, pasando por stilettos. Si quieres darle un toque de originalidad y comodidad a tu disfraz, en este vídeo de YouTube te enseñan a maquillarte como Ghostface para que te olvides de la careta y poder hablar, beber y divertirte sin problemas.

Disfraz de Ghostface
SAMARA, The ring.
La niña del pozo viene a por ti con un disfraz al alcance de todo el mundo. Ponte ese camisón de tu abuela o ve a una mercería y pide que te enseñen uno de esos camisones vintage que tienen en el almacén y que hace siglos que no venden. Complementa tu vestido con unos calcetines blancos (a poder ser con puntilla), unas bailarinas negras y una larguísima peluca negra. Mira en este vídeo de YouTube cómo maquillarte como Samara en cuestión de minutos. Además, el disfraz de Samara también es muy versátil, y si te mola más el cine clásico, puedes cambiar la peluca negra por una peluca castaña y cardarla para parecerte a Regan, la niña de El Exorcista. En este enlace de YouTube encontrarás un tutorial para maquillarte como ella.

Disfraz de Samara
CARRIE, Carrie.
Carrie es uno de esos personajes que despiertan al mismo tiempo pavor y ternura. Una pobre niña marginada que, por culpa de una broma macabra de sus compañeros, convierte su baile de graduación en un auténtico infierno. Para caracterizarte como ella sólo deberás hacerte con un vestido blanco o claro largo, un ramillete de flores para ponértelo de brazalete, unos zapatos de salón a juego con el vestido, una peluca larga castaña clara o pelirroja con ondas y varios tubos de sangre falsa o pintura roja. ¡Ah! Y si quieres darle el toque definitivo a tu vestido: corónate con una tiara falsa para que convertirte en la más sangrienta reina de la promoción.

Disfraz de Carrie
ANNABELLE, Annabelle.
A Annabelle la conocimos en El Expediente Warren: The Conjuring dando tanto miedo a los espectadores que pasó a protagonizar su propia película. Si quieres vestirte como esta muñeca diabólica, consigue un vestido tipo baby doll y adornarlo con una cinta de gasa o raso rojo que habrás adornado con una flor roja para colocártelo como cinturón colocando la flor en un lateral de la cinta. Seguidamente, consigue unos zapatitos a juego con el vestido y unos calcetines de rejilla de esos que llevabas de pequeña. El penúltimo paso es hacerte con una peluca castaña hacerle dos trenzas y ponerle un par de lazos rojos a juego con el cinturón y la flor. Por último, sólo te queda maquillarte como Annabelle siguiendo este vídeo de YouTube y ser la muñeca más aterradora de la fiesta.

Disfraz de Annabelle

 

Además, si  quieres darle el toque de gracia a tu disfraz de Halloween sea cual sea, en Groupalia vas a encontrar unas lentillas de colores que harán que tu mirada deje a todo el mundo con la boca abierta. ¿Que la fiesta es en tu casa? Ambiéntala con este pack de 2 bombillas LED de colores para crear un ambiente de lo más discotequero y sirve exquisitas galletas de Halloween hechas por tú mism@. Y si tú y tus amig@s no tenéis plan, en Barcelona organizan una divertida fiesta de Halloween a bordo de un catamarán.