¿Hasta el moño de tus pelos? ¿Harta de levantarte con un nido en la cabeza? Te explicamos varios tratamientos para que des plantón a tus planchas para siempre. El secreto mejor guardado de las japonesas, su alisado, nos llegó hace un tiempo a Europa y se ha convertido en un ‘hit’ en todas las peluquerías aunque se riñe con dos rivales muy fuertes: el alisado brasileño y la taninoplastia. Éste último, está a punto de quitarle el primer puesto por su eficacia.

Alisado Japonés

Si nuestro pelo no está teñido ni castigado podemos optar por este tratamiento, ya que al tratarse de un proceso químico puede acabar por destrozarlo y queremos conseguir todo lo contrario, una melena lisa y brillante.

Este tipo de alisado es permanente, eso sí, sólo en la parte del cabello que se ha hecho, lo que crece como es obvio crece con nuestra forma natural, no es algo mágico. Y obviamente esta duración dependerá de lo rizado que sea tu pelo, ya que se notará antes o después el trozo de la raíz (que será lo que habrá que retocar).

Te aconsejo llevar algo interesante, ya que el tratamiento dura entre 4-5 horas.

Y una última recomendación las próximas 72 horas serán vitales, ya que no puedes mojar ni recoger tu pelo de ninguna forma si no quieres tirar toooodo el proceso por la borda.

Alisado brasileño

Primero de todo aclaremos que el alisado brasileño con keratina no es propiamente dicho un alisado, sí alisa pero no es una permanente, lo que hace es crear un efecto parche sobre la fibra del pelo, pero no modifica la estructura.

Es genial para nuestro pelo ya que es un  aminoácido que ayuda a regenerarlo e hidratarlo y ¡Atención! se puede aplicar a pelos recién teñidos o decolorados, pero ojo puede sufrir algún tipo de cambio el color del tinte pudiendo bajar o subir algún tono.

Si tus rizos son como muelles no te recomiendo este tratamiento porque lo máximo que conseguirías sería suavizar la forma.

Taninoplastia

Si tienes pensado en viajar al norte de Europa, donde la humedad será tu compañera de viaje, mejor que dejes el encrespamiento en casa y conviertas a la taninoplastia en tu aliada aventurera.

Este tratamiento funciona a base de taninos, que son polifenoles naturales (sí, naturales) de origen vegetal, los cuales actúan en la fibra capilar creando una nueva cadena proteica que con el calor de la plancha reaccionan con las proteínas de colágeno del pelo y las unen entre sí.

A diferencia de otros tratamientos este no daña la fibra capilar ni modifica la estructura interna del cabello y es apto para mujeres embarazadas y/o en lactancia.

Si te preocupan las largas horas de la peluquería, verás que no es para tanto ya que se tarda entre 2-4 horas en tener el pelo más liso del mundo.