El sushi es un plato que se ha extendido en todo el mundo. Su popularidad ha crecido a pasos agigantados en la última década por lo que hoy os traemos los beneficios que tiene comerse este manjar tan amado por unos y odiado por otros.

Arroz, algas, wasabi, soja y mucho pescado. La dieta japonesa es, a grandes rasgos, baja en calorías y repleta de ingredientes saludables para el organismo y para nuestra piel ya que, a diferencia de la occidental, no se abusa del azúcar ni de las grasas saturadas.

¿Cuáles son las 5 principales propiedades de esta comida tan deliciosa?

  1. Es un alimento sano y nutritivo. El salmón y el atún aportan una cantidad elevada de ácidos grasos como el Omega3, entre otros. Las algas tienen betacarotenos, vitaminas del gupo B y C, calcio, hierro, potasio y magnesio y el wasabi tiene mucha vitamina C,  propiedades antibacterianas y antisépticas.  El sushi nos aporta tres nutrientes principales: hidratos de carbono de absorción lenta, proteínas de alto valor biológico y grasas beneficiosas para el organismo.
  2. Es bajo en calorías y al comerse de modo más pausado permite al cerebro tener una mayor asimilación de cuando estás saciado y de esta manera las digestiones son ligeras, más sencillas y con menos gases.
  3. Es una dieta que se asocia a una larga longevidad. Todos estos ingredientes son de un gran aporte saludable y ejemplo de ello son los habitantes de Ogimi, en el archipiélago japonés de Okinawa, donde viven muchos más años y se asocia claramente a su dieta ya que al mudarse a otras zonas e introducir otra alimentación en su rutina, la longevidad suya baja considerablemente.
  4. Garantiza el buen estado de las uñas, el pelo y la piel. Las japonesas tienen una piel inmaculada y, aparte de por su obsesión por evitar los rayos del sol y su pasión por la cosmética, se debe a su alimentación rica en antioxidantes, vitaminas y oligoelementos. Tres claves para combatir el envejecimiento prematuro de la piel.
  5. Menos azúcar, menos arrugas. La glicación es la principal causa de la aparición de las líneas de expresión y surcos en la piel que se acelera con el consumo de azúcar. Además, también se evitan los altibajos de glucosa.

Ya lo sabes, todas estas razones harán que comas sushi, al menos, una vez a la semana pero no te pases ya que los occidentales no tenemos porfirasa, un tipo de enzima digestiva inexistente en europeos y americanos y vital para procesar los hidratos de carbono del alga nori por lo que los beneficios podrían volverse en nuestra contra. Más vale saborear un buen manjar sin atracones diarios.