Un café con leche sobre tu mesa. Sobre la de tu compañera, un té rebosante de aroma. Y algunas preguntas invaden tu mente. ¿Será mejor uno que el otro? ¿Realmente ayudan al organismo a regularse mejor? ¿Serán buenos para eliminar líquidos o me provocarán más retención?

Has oído muchas cosas buenas y malas de ambas bebidas pero nunca tienes muy claro cuál te favorece más. Hoy vamos a dejar que las imágenes hablen por si solas con esta infografía con los beneficios e inconvenientes de café y del té, los dos grandes rivales que se pelean por despertarnos cada mañana.

¿Nos cuentas cuál es el tuyo preferido?

café vs té