Por Amodecasa.com, una web donde encontrarás recetas fáciles pensadas para solteros y gente sin experiencia.

¿Es tu sartén la más adecuada para tí? Si eres joven -o no tanto- y te has ido a vivir solo, habrás pasado por el calvario de comprar los utensilios de cocina que usarás día a día en casa. En este breve pero jugoso artículo te vamos a dar unos consejos sobre qué tipos de sartenes puedes encontrar en el mercado y cuál es la indicada para ti.

Cuando salgas de compras, las que te puedes encontrar son…

Sartén de acero pulido

Es la sartén que usó tu abuela durante 40 años, esa que era negra y a la que mágicamente no se le pegaba nada.

chica con sarten

Ventajas

Son muy baratas, cuestan casi la décima parte que una sartén de teflón y puedes jugar al tenis con ellas que no les pasará nada. Además tienen ese encanto de las herramientas antiguas.

Desventajas

Se oxidan si no las secas con un trapo y, si no las curas, se te pegará absolutamente todo lo que quieras cocinar allí. Puedes encontrar aquí y aquí el proceso de curación de estas sartenes, no es muy difícil pero vas a llenar de humo la casa. Una vez hecho esto, cada vez que las laves deberás untarlas con aceite o grasa para que no se oxiden.

Sartén de acero inoxidable

Las sartenes de acero inoxidable no son muy fáciles de encontrar en el mercado doméstico, aunque sí en el profesional. Son estéticamente muy bonitas y darán un aspecto profesional a tu cocina.

Ventajas

Cocinas directamente sobre metal, por lo que no hay posibilidad de contaminación de los alimentos. Además, la base de la sartén suele ser más gruesa para que la distribución del calor sea más homogénea.

Desventajas

Son bastante caras (las más conocidas pueden llegar a los 100 o 200 euros), y algunas han dado problemas con las cocinas de inducción. Debes aprender a usarlas porque si pones a cocinar alimentos antes de que la sartén esté a la temperatura adecuada, se te pegará. Si das con una sartén de estas, y la puedes pagar, cómprala sin dudarlo ya que tendrás sartén para toda la vida. En este enlace puedes ver como se hace para saber si la temperatura de la sartén es correcta.

Sartén de acero inoxidable y cobre

La sartén de acero inoxidable y cobre es aún más difícil de ver, pero existe y las usan los mejores chefs del mundo. Es una sartén cuyo exterior es de cobre y su interior de acero inoxidable. Debido a las excelentes propiedades térmicas del cobre, se obtiene una distribución del calor inigualable. Estéticamente pueden parecer algo antiguas, pero si tus invitados son aficionados a la cocina, verán que lo que tienes sobre el fuego es el Ferrari de las sartenes.

Ventajas

Tiene las mismas ventajas que las sartenes de acero inoxidable, a las que hay que agregar la mejor distribución del calor.

Desventajas

Son caras, al ser un producto muy específico su precio puede alcanzar los 400 euros, y si no sabes usarla es probable que hayas tirado el dinero. Lamentablemente, y salvo que seas un experto cocinero, no les sacarás partido.

Sartén de Teflón

Las sartenes de Teflón son actualmente las más extendidas, aunque están dejando paso a otras menos delicadas. Teflón es el nombre comercial del polímero politetrafluoroetileno comercializado por DuPont, cuya principal característica es ser antiadherente, resistente a los productos químicos  y soportar altas temperaturas. El Teflón se aplica sobre el interior de una sartén de acero o aluminio.

Ventajas

Son antiadherentes, si están cuidadas no se les pegará nada, y habitualmente tienen la base marcada con líneas en cobre que ayudan a distribuir mejor el calor. Son relativamente baratas y se pueden encontrar prácticamente en cualquier supermercado.

Desventajas

Son muy sensibles a rozaduras y golpes de calor, no deben apilarse para que la superficie interna no se raye, tampoco pueden usarte utensilios metálicos sobre ellas. Si no sigues estas reglas los alimentos comenzarán a pegarse en las zonas donde no haya Teflón. No pueden calentarse vacías, al contrario que las sartenes de acero. Tampoco conviene enfriarlas de golpe ya que la contracción brusca de la base metálica podría despegar el recubrimiento. Estas sartenes, son las más utilizadas en casa y, también, las más maltratadas.

Ultimamente están teniendo mala fama debido a que si la sartén no es utilizada correctamente, según va pasando el tiempo el recubrimiento se transfiere a los alimentos.

Sartén de cerámica

Están haciendo furor en las casas de los cocinillas modernos, su uso es muy parecido al de las de teflón pero poseen mejores características mecánicas. Están formadas por una base metálica y el interior es de material cerámico.

Ventajas

Son antiadherentes como las de teflón, con la ventaja de que son más resistentes al maltrato mecánico que éstas. Ya que no tiene un recubrimiento tan fragil en su cara interior, es casi imposible que ese recubrimiento se transfiera a los alimentos.

Desventajas

Son algo caras si no las pillas con algún descuento especial y, aunque son robustas, siempre serán más sensibles a los golpes que una sartén de acero. Si quieres evitarte la emoción de ver si la comida se pega o no a tu sartén metálica, ésta es la tuya. O, si ya tienes una de acero, es el complemento perfecto para tu cocina.

Ahora que sabes todo esto, ¿cuál es tu sartén?