Llevo unos días dándole vueltas al tema de los regalos, de qué regalar a ese alguien tan especial. No, no es una cuestión de amor, bueno sí, pero de otro tipo, es que el próximo mes es el cumpleaños de mi mejor amiga, y claro, 30 años no se cumplen todos los días. Creo que es un momento importante en la vida de una persona y no nos engañemos, los 30 no son los 20 pero seguro que más de uno estará pensando… ¡menos mal! Dicen que si a los 30 no te ha llegado la madurez, ya no te llega, así que bienaventurados aquellos que habiendo entrado en la treintena aún piensan en correrse juergas universitarias y hacer botellón en el parque. Afortunadamente no es el caso de mi amiga, así que tras esta breve reflexión sobre la madurez -¿será que yo también los rondo?- , necesito vuestra ayuda para elegir el mejor regalo de cumpleaños:

Sí, os confieso que ya he pensado en algún Plan de Groupalia, pero mi amiga es la mayor fan de nuestras ofertas, y seguro que sea lo que sea, lo ha comprado. Esta sí que sabe disfrutar de su tiempo libre… Que si una cena en un restaurante japonés, una sesión de LPG para estar divina… no para. Así que estoy pensando en regalar un buen libro, ¿qué os parece? También tenemos libros en Groupalia, pero me aseguraré de que el que le compre, no lo hayamos vendido.

Os planteo varias opciones, necesito vuestros comentarios y sugerencias, a ver qué os parecen:

La princesa de hielo, de Camila Läckberg. Este es el primero de una serie de grandes éxitos de novela policíaca de esta joven novelista sueca. Yo, que hasta ahora siempre he sido bastante reticente a la novela negra y policíaca, vivo enganchada a cada uno de sus libros y lo devoro uno tras otro. Ahora estoy con Las Hijas del frío.

Precioso día para la boda, de Julia Strachey: al contrario de lo que pueda parecer, no es la típica novelita rosa, sino un libro divertido y ácido sobre el amor. La protagonista, Dolly, se va a casar con el hombre equivocado, mientras Joseph, uno de sus jóvenes “amigos”, se debate entre detener el enlace o callarse su amor para siempre. Como curiosidad: esta novela fue publicada por primera vez en 1932 por The Hogarth Press, la editorial que fundaran Virginia Woolf y su esposo Leonard.

Travesuras de la niña mala, de Mario Vargas Llosa. Vale, lo confieso, soy una lectora incondicional de todo lo que crea el reciente Premio Nobel de Literatura 2010, uno de mis escritores preferidos. Pero es que además este libro, este libro lo tiene todo, o casi: es ágil, tierno, ácido, sensual, provocativo, amoroso… y además se desarrolla en numerosas ciudades gracias a la profesión de traductor de su protagonista.

El Aleph, de Jorge Luis Borges. Un clásico entre los clásicos que no debe faltar en manos de alguien que presuma de ser un buen lector. No sé si mi amiga lo tendrá, pero si tú no lo tienes, te aconsejo que te hagas con un ejemplar y sobre todo, que disfrutes este bonito cuento de uno de los grandes genios de la literatura, cuando se cumple un cuarto de siglo de su fallecimiento.

Música para Camaleones, de Truman Capote. Esta colección de cuentos cortos del escritor de Desayuno con Diamantes es para mí una de sus mejores obras.

¿Cuál os parece que es el mejor regalo? Y si se te ocurren otros títulos, ¡espero vuestros consejos!