En verano pasamos más tiempo fuera de casa, disfrutando al máximo del sol, ya sea en la playa, en la piscina… Pero nuestro cabello sufre las consecuencias de la exposición prolongada al sol, al cloro, al agua salada, etc.

Si llevas coloración, presta especial cuidado tanto en las exposiciones solares como en los baños de mar o en la piscina. El sol, el cloro y el agua salada afectan a los cabellos coloreados o con mechas y alteran el tono. Para evitar que esas mechas que tanto te favorecen pierdan su color y tiendan al rubio o al rojo (según tu tipo de cabello) en tu peluquería encontrarás fabulosos protectores capilares.

Son productos en spray que protegen la fibra capilar y evitan que el cabello se deshidrate y pierda la pigmentación. Además, algunos tienen aromas super divertidos y agradables, así que no te cortes y rocía abundantemente tu cabello con el protector capilar que elijas, ¡tu pelo brillará!

Y tú, ¿has usado algún protector en spray? ¿Te ha gustado?